domingo, 15 de noviembre de 2009

Reflexiones de la Responsabilidad Social en Mexico

Reflexiones de la Responsabilidad Social en México
Octubre 9 del 2009
Articulo 2 de 3

“Tienes que averiguar a donde quieres ir. Y luego debes dirigirte hacia allí. Pero, inmediatamente. No puedes darte el lujo de perder un minuto.”Jerome David Salinger

La oportunidad por conocer acerca de la Responsabilidad Social

Buscando información en internet, no me fue posible encontrar muchos datos “validos” que pudieran darnos un horizonte sobre los avances y porcentaje de personas y organizaciones existentes en México que han escuchado, implementado o han sido reconocidas por sus acciones de Responsabilidad Social (RS), por lo que a continuación y sabiendo de la importancia y el interés que el tema ha despertado recientemente, comparto algunas reflexiones al respecto:

a) La cobertura; A pesar de que en la Cd de México se ha buscado difundir ampliamente el concepto de responsabilidad social, algunas veces ha sido insuficiente este esfuerzo y algunas otras veces más, sigue habiendo confusión respecto al alcance, los actores y las acciones que pueden y deben contemplarse por los tres sectores de nuestra sociedad (1). Hay información de organizaciones que se publica en sus sitios WEB a través de informes y reportes, etc. sin embargo, esto no es suficiente, se requiere encontrar o “crear”, nuevas maneras para que la responsabilidad social sea conocida no solo en las organizaciones, sino también entre los ciudadanos, invitándolos a que tomen un rol más activo y propositivo en dos aspectos primordiales: a) en sus demandas sobre los consumos y servicios que solicitan y la manera en que estos son elaborados y ofrecidos, y b) ante el impacto de sus propias acciones como personas, que sumadas a las acciones de todas las personas del mundo, estas contribuyen a un impacto “positivo” o “negativo” según sea el resultado de este balance.
Esta difusión debe de llegar a todas las ciudades y pueblos de México y que mejor que sea a través de:

a) Las instituciones de gobierno por medio de sus funciones
b) De las instituciones de enseñanza y universidades por medio de la educación
c) De los medios de comunicación por medio de sus espacios creando un alto impacto
emocional positivo
d) De las cámaras y sindicatos por medio de su vinculación
e) De las empresas y organizaciones del tercer sector creando valor a través de sus actividades
f) Y de cada uno de los ciudadanos que busca tomar una posición mas activa en la construcción
de un México mejor.

Esta por demás decir, que la difusión que se da con el ejemplo es la que convence, entendiendo que debe responder a los intereses y necesidades de las partes interesadas (2), para ello se requiere que en gestión de la organización sea dinámica y autoajustable a las demandas de las partes interesadas y a las de la propia organización, bajo un esquema ganar-ganar, buscando crear continuamente valor de manera sustentable.

b) Comprensión de los beneficios integrales y holísticos; Seguimos teniendo el reto de diferenciar entre Responsabilidad Social y Filantropía, ya que muchas de las personas y organizaciones que han “escuchado o implementado” iniciativas de responsabilidad social, se refieren a las acciones que se realizan para suplir las carencias o necesidades de otros, que se tienen por no haber tenido igualdad de oportunidades, esto es correcto parcialmente, pues aunque efectivamente las circunstancias influyen en la responsabilidad que se debe de tener ante otros, los beneficios que de ella emanan son para todas las partes y todos pueden y deberían contribuir a ello, los actores son benefactores de lo que en común se puede construir, contra lo que solos no podrían, es una relación solidaria y subsidiaria en la que cada quien hace lo que le corresponde, pero no más de lo que debe por los demás.
Nos encontramos en un proceso de “crecimiento” como una sociedad responsable, en este intento por despertar la conciencia humana, están naciendo muchas iniciativas en donde con una sana intención, se busca abordar el tema social y en las que más adelante nos enfocaremos, por ahora bastaría mencionar que la mayoría de ellas están centrando su atención en el comportamiento ético y atendiendo solo ciertos aspectos sociales de solo algunas partes interesadas, por lo que se requiere unificar y estandarizar criterios que nos lleven a poder lograr un estándar que sea los más amplio en el tipo de aspectos sociales que debe de ser aplicado a cada parte interesada, por lo cual hablare más adelante sobre ISO 26000 y la Norma Mexicana de Responsabilidad Social.
El seguir principios y valores de responsabilidad social y desarrollo sustentable nos lleva a la construcción de una cultura de Sinceridad, de colaboración, de Confianza, de Respeto y de Solidaridad, aspectos que son requeridos en el trabajo y la sociedad para impulsar la competitividad y en lo personal para liberar nuestro potencial creativo e innovador que nutra nuestra salud mental y emocional tanto en lo individual como colectiva.
Si logramos ser predecibles y confiables en nuestras interacciones, contribuiremos a generar ese diálogo abierto del que ya hemos hablado, en una dinámica que identifiquen oportunidades de aprendizaje y crecimiento, posibilitando que estos principios y valores nos guíen, inspiren, motiven y generen esperanza a través de la FE de poder tener un mundo mejor y un bienvivir como sociedad.(3)
Para esto se requiere una gestión en la organización donde el dialogo y mecanismos de retroalimentación identifique oportunidades de aprendizaje y crecimiento, que mejore nuestras conductas observables, debido a la continua creación de valor y el “DEBER SER” que en conjunto buscan con el involucramiento de las partes interesadas.(4)

c) Aprovechar la vinculación y las alianzas para potenciar la utilización y el alcance de los recursos; Para las personas y para las organizaciones, es tiempo de construir tomando en cuenta los intereses particulares y de los grupos buscando el bien común y el “Bienvivir” de la sociedad. Las empresas, las organizaciones del tercer sector, las instituciones de gobierno y la propia sociedad civil debemos aprender a vincularnos y colaborar para potenciar el beneficio de los recursos siempre escasos, que no quiere decir “insuficientes” y a la vez abundantes. Construir a partir de nuestras fortalezas, conocimiento y experiencia en lo que cada quien es mejor.
A través de la “Colaboración” entre las instituciones se facilita encontrar soluciones “áreas de oportunidad” a muchos y variados temas en común, pensemos sin ponerle nombre, solo de manera conceptual lo que juntos podríamos construir en aspectos macroeconómico, en lo laboral, en la salud, en vivienda, etc., Temas también como la difusión, concientización, conocimiento, resolución de obstáculos para la productividad de las personas, generación de microeconomía, tocando también el impacto en la recreación de la familia, en lo cultural, en los deportes, etc. Ahora pensemos que esto sirvió para tener una sociedad sana y competitiva, que se siente satisfecha al final del día de compartir con toda la familia sobre lo que construyeron o aprendieron durante el día, y que espera con gusto la siguiente mañana para continuar construyendo valor en la sociedad, consolidando las satisfacciones de la autorrealización y de un bienvivir para todos, gracias a los maravillosos resultados de la vinculación, que trascienden mas allá de la actuación individual y organizacional, ¡Qué maravilla!!! ¿verdad?
Para esto se requiere una gestión en la organización que facilite romper esos paradigmas, crear nuevos modelos de negocio, de una manera “no tradicional”, apostar responsablemente a la colaboración e interacción con otros, seguro de que al vincularse, los resultados serán exponenciales, creando un espiral virtuoso de beneficios para todos. Si lo pensamos detenidamente, juntos podemos construir un “Capital Social” (3), solido que garantice a largo plazo, beneficios mutuos para todos (4). Recordemos que si queremos diferentes resultados, no podemos seguir haciendo lo mismo.

En el siguiente artículo 3 de 3 presentare reflexiones sobre los reconocimientos en Responsabilidad Social, ISO 26000 y la Norma Mexicana de Responsabilidad Social.

(1) Sector público, privado y tercer sector o de organizaciones sin fines de lucro
(2) Comúnmente conocidos como Stakeholders
(3) Capital Social, se refiere a las redes sociales que se construyen por las personas y las organizaciones para beneficio de todos
(4) Ver los 4 artículos de Responsabilidad Social vs Excelencia y Riqueza Social

Agradezco la revisión y aportación realizada en este articulo a Ernesto Villegas Delegado Experto Sector ONG’s de la Delegación Mexicana ante la ISO 26000.
Ismael Higareda
higaredaij@gmail.com